Noticias / Novedades
04/12/2018

Un equipo de directivos de Mercadona visita el CEM. El CEM certifica el programa metrológico de los terminales punto de venta de Mercadona.

Fecha inicio: 
2018/12/04

El pasado día 29 de Noviembre, representantes de Mercadona visitaron el CEM donde se celebró una reunión de trabajo y colaboración en materia de metrología legal. Recientemente, se ha terminado la revisión y certificación del programa metrológico que incorporan los últimos terminales puntos de ventas (TPV) instalados en las cajas de la cadena de supermercados Mercadona, siendo de máximo interés la colaboración y un contacto fluido entre ambas organizaciones con objeto de mantener actualizado el software a las necesidades actuales y emergentes.

El equipo de Mercadona expresó su agradecimiento al CEM por los detallados estudios y evaluaciones realizados en los últimos meses, que han dado lugar a la certificación de la última modificación del software de sus terminales punto de venta.

Ambas organizaciones renovaron su compromiso en estrechar su colaboración para buscar una mayor eficiencia y rapidez en futuros desarrollos y revisiones, que se produzcan en la evolución de los TPV para adaptarse a las necesidades de sus clientes y a la ampliación de sus estrategias comerciales.

En 2017 el CEM certificó por primera vez el terminal punto de venta modelo Beettle MIII/MTB, que es que el utiliza Mercadona en la mayor parte de sus supermercados. Desde entonces ya ha sufrido dos modificaciones que ya han sido avaladas por el CEM, garantizando legalmente la seguridad del consumidor en su utilización. El terminal punto de venta BEETLE MIII/MTB se conecta a una balanza-escáner para venta directa al público sometida a control metrológico del Estado, de la que recibe el valor de masa del producto, el software legalmente relevante realiza el cálculo del importe de la venta una vez se ha identificado el producto (con la masa del producto y su precio unitario), lo visualiza en los dispositivos indicadores de una forma ergonómicamente adecuada tanto para el personal del supermercado como  para el cliente, almacena la información relevante y lo envía a una impresora. Este instrumento ha supuesto una notable modernización para los supermercados de Mercadona.